¡Me encanta la poesía blackout! Es una excelente forma de hacer la transición del análisis de textos informativos hacia la escritura creativa. Además, es la técnica perfecta para usar en uno de esos períodos tediosos al final de la semana, en una ocasión especial, o justo antes de una entrega de calificaciones, cuando estás súper ocupado corrigiendo o haciendo informes.

En español, a esta técnica (original del escritor Austin Kleon) le he llamado ”poesía revelada”. Cierto, en inglés el nombre indica precisamente lo contrario, pero esta es una de esas ocasiones en que decir lo contrario es esencialmente decir lo mismo. Y es que, al ocultar palabras, a la vez estás revelando otras. Esta es una técnica de “apropiación literaria”. Kleon le llama “robar como un artista”. ¿Rebelde, no?

A la mayoría de los estudiantes les encanta la oportunidad de “escribir sin tener que escribir”, y es fascinante ver cómo se vuelven críticos de sus propias selecciones respecto a lo que se puede considerar buena poesía.

Cómo hacer blackout poetry en español

 

Esta actividad es genial en el salón de clases de Español en nivel secundario. Pero, ¿quieres intentarlo tú primero? ¡Es súper relajante! A continuación te muestro mi proceso haciendo un poema revelado.

1. Selecciona una fuente de texto.

Escogí un artículo bastante frívolo de un periódico reciente. Me encanta tomar textos ordinarios para transformar su significado.

Es más fácil usar obras literarias, pues el lenguaje existente es más bello, pero los textos informativos también pueden sorprenderte.

Paso 1 Selecciona tu fuente

2. Selecciona una palabra “ancla”.

Ojea el texto, tratando de no leerlo en su totalidad, y deja que las palabras “salten” a tu vista. Mi palabra ancla fue perfecto. Esta es la palabra que más llamó mi atención. 

Luego de eso, saltó a mi vista la palabra cóctel, y de ahí en adelante, lo demás es historia.

3. Selecciona el resto de tus palabras.

Una vez seleccionadas mis palabras, usé bolígrafo negro para rodearlas cuidadosamente, haciendo un borde bastante grueso para luego rellenar a su alrededor con marcador permanente sin necesitar tanta precisión.

(Nota que no encontré precisamente la palabra eres, pero pude inventármelas para usarla tomando prestado entre palabras aledañas.)

Paso 3 Rodea el resto de las palabras
Paso 4 Decóralo

4. Decora tu poema revelado.

Ahora, decidí decorar mi poesía con una imagen relacionada, usando el significado literal del poema como inspiración: el cóctel. 

¿Y qué es más representativo que un martini? Por supuesto, este paso es opcional.

5. Tacha el resto de la página.

Por fin, saqué el marcador grueso y me gocé la experiencia de tachar todo lo que no necesitaba. ¡Es liberador!

Paso 5 Cubre el resto de la página

6. ¡Admira tu obra de arte!

Mi último paso fue enseñarle el poema a mi esposo, mi cóctel perfecto. Pero tuve problemas… él no sabía en qué dirección leer. Lección aprendida, y es una que yo misma les digo a mis estudiantes: si no se puede leer de arriba a abajo y de izquierda a derecha, guía al lector con tu diseño. 

Así que, usando cinta correctiva blanca, hice unas líneas guía, aunque admito que no me gusta tanto como el original. A la derecha muestro el resultado final: “El cóctel perfecto eres tú”.

Cómo usar «blackout poetry» en el salón de clases

La poesía revelada es un assessment muy versátil para integrarlo a tu clase de Español. Mi forma favorita es al inicio de una unidad de escritura creativa, para «soltar» la creatividad. 

Si están leyendo un texto informativo fotocopiado, puedes instruir a tus estudiantes a transformarlo en un poema revelado, para ilustrar cómo el propósito del autor cambia el uso del lenguaje.

Si tienes otras ideas de cómo usar la poesía blackout en la clase de Español, me encantaría leerte abajo.

Este recurso listo para usarse presenta ideas de lección para dos días de clase, una atractiva presentación en PowerPoint y Keynote, dos hojas informativas para tus estudiantes y, en caso de que desees convertirlo en una evaluación sumativa, una hoja explicando el assessment y su rúbrica. 

Lo único que necesitas es pedir a tus estudiantes que traigan marcadores y textos que no les moleste transformar (o proveerlos tú).

Haz clic en la foto para acceder al recurso.

¡Que disfruten haciendo poesía revelada! ¡Les encantará!